5.5.16

Cuba: Hipocresía y campaña electoral

Ahora que parece que Podemos e IU se van a unir de cara a las nuevas elecciones, Cuba se pondrá de moda otra vez, dejando a Venezuela en un segundo lugar. No es que falten argumentos para criticar a estos dos países, pero presiento que muchos medios y políticos van a sufrir una repentina e inquietante preocupación por los Derechos Humanos y la democracia en Cuba.


Quizás se atrevan a hacer cómplice a Alberto Garzón de todos los crímenes del comunismo, pese a que hasta ahora era un político coherente con sus principios, honesto, pero inofensivo. No les será tan fácil como hacer cómplice a Pablo Iglesias de todas las iniquidades de Venezuela, pues el Secretario General de Podemos tiene un nervio belicoso e insolente que le hace merecedor de intenciones abyectas de todo laya. Pero lo intentarán. Quizás a dos bandas: "Iglesias planea el linchamiento de la oposición y Garzón se presta a encarcelarlos".



Venezuela les seguirá preocupando mucho, por supuesto, pero sabiendo que IU (y el PCE en particular), siempre han apoyado por activa y por pasiva a la dictadura de Fidel Castro, ahora sentirán una irrefrenable pasión por los Derechos Humanos de los cubanos. Bueno, ... siempre y cuando no haya negocios de por medio que nos haga obviar todos los pecados nefandos de cualquier república bananera.
 
http://espiaenelcongreso.com/2014/11/20/los-medios-silencian-las-citas-secretas-de-aznar-juan-carlos-y-zapatero-con-hugo-chavez-y-culpan-a-podemos/


Se acordarán súbitamente de esa pequeña isla a la que Amnistía Internacional, con toda la razón, le dedica unas páginas en cada informe anual. Pero olvidarán con la misma celeridad que esos mismos informes anuales también señalan a muchos aliados nuestros como Marruecos, Arabia Saudí, Colombia, EEUU o México, dejándolos en varios parámetros en peor situación que Cuba o Venezuela.

¿Veremos como Eduardo Inda le hace preguntas insistentes e incisivas a Felipe González, para que se retracte y avergüence por admirar al golpista Omar Torrijos o por haber aceptado la ciudadanía de un país, Colombia, que viene siendo el más violento de la zona desde hace años? ¿Será acusado el PP o el PSOE, partidarios ambos del libre mercado, por las miserias y fracasos que la economía capitalista ha generado a lo largo de los años? ¿Serán declarados cómplices de EEUU por su imperialismo asesino, solo por compartir ideología y economía? No lo creo.
http://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/09/22/felipe_gonzalez_derechos_humanos_pinochet_maduro_37967_1012.html




El ejemplo de Marruecos es, quizás por la cercanía y las relaciones comerciales, el más vergonzoso. ¿Le sacarán carteles al lider socialista acusándolo de apoyar las violaciones de DDHH de Marruecos en el Sahara Occidental? ¿Pedirá alguien cuentas al PSOE por su tacto y proximidad al tratar con un dictador vecino? ¿O seguirá siendo más noticioso y escandaloso lo que sucede al otro lado del océano, en Venezuela, que lo que sucede al otro lado del estrecho? Mientras que en Marruecos el Rey siempre ha ejercido de gobernante sin que nadie lo vote, en Venezuela (no así en Cuba) sus presidentes, con todos sus shows en chandal y alusiones a la divinidad, al menos no han temido someterse en reiteradas ocasiones al refrendo popular, habiéndo sido calificado por la organización de Jimmy Carter como el mejor sistema electoral del mundo).
 
http://www.rtve.es/noticias/anuario-amnistia-internacional-2012/


¿Qué es peor, que te encierren por criticar al gobierno o que te peguen una paliza por ser homosexual? Se pueden hacer cientos de comparaciones odiosas que se resisten a ser listadas de manera ordinal. Resulta algo macabro hacer rankings de países que violan los DDHH pues, entre otras cosas, podría servir de consuelo a un dictador estar mejor situado que otro (quizás por eso las organizaciones de Derechos Humanos son reacias a hacer estas listas). Pero lo que tampoco es serio es utilizar políticamente los registros sobre DDHH en un país concreto como arma arrojadiza, mientras se silencian crímenes peores de otros países que acreditan las mismas fuentes. Algo parecido a lo que hizo Aznar cuando usó informes de AI para justificar la guerra de Irak.

Aún con todas las miserias políticas, el sectarismo y la demagogia que dominan en Cuba y en Venezuela, se podría enumerar una lista de parámetros en los que quedarían mucho mejor situados que otros países que son nuestros aliados militares o económicos: índice de pobreza, número de desaparecidos y presos políticos, educación, sanidad, libertad religiosa, igualdad de género, derechos de gays y lesbianas, torturas, etc...
 
http://espiaenelcongreso.com/2013/08/26/el-regimen-silencia-las-fotos-del-rey-juan-carlos-y-zapatero-con-el-dictador-sirio-que-gasea-a-su-pueblo/



¿Cuántos nombres de presos políticos saudies que son torturados y se pudren en las cárceles conoceremos gracias a que el PP y el PSOE los traerán a colación en debates en el hemiciclo español? ¿Cuántos disidentes chinos traerá Mariano Rajoy al palco de invitados del Congreso, después de haberse  reunido con el presidente de una de las peores dictaduras del mundo, pero que resulta ser un potencial socio comercial al que adulan con lisonjas a cambio de no investigar sus crímenes?
http://www.eldiario.es/internacional/Arabia-Saudi-homenajea-Juan-Carlos_0_458104945.html


¿Cuántos periódicos abrirán sus portadas denunciando que Albert Rivera pone como ejemplo de país avanzado a Singapur, donde la homosexualidad está prohibida? Y no es que fuera una posición personal de Albert Rivera (como siempre ha sido la complicidad de Pablo Iglesias con determinados aspectos de la Venezuela de Chávez), sino que la mención a Singapur figura en el programa electoral de Ciudadanos. Sin embargo, es Podemos el que quiere hacer que España se convierta en Venezuela, no Ciudadanos el que quiere que España se convierta en Singapur. Es obvio que cualquiera de las dos son estúpidas exageraciones: pero solo una de ellas es repetida y publicitada hasta la náusea. 

Y mientras Albert Rivera sigue preocupándose por los DDHH en países como Venezuela, seguirá olvidando muy oportuna y hipócritamente lo que sucede en países con su ideario político, como Honduras, tal y como denuncia el profesor Vicenç Navarro con su certera pluma.

http://politica.elpais.com/politica/2014/09/26/actualidad/1411724956_215728.html
Y entre tanta náusea e hipocresía, estoy seguro de que Cuba volverá al candelero de los Derechos Humanos en esta campaña electoral. Y esta vez no será por méritos propios, sino gracias a unos radicales populistas españoles que quieren destruir nuestras libertades y corromper nuestros corazones. A la orda de podemitas, ahora se les sumará la de los comunistas de toda la vida (que por alguna extraña razón no eran tan peligrosos ni tan deleznables cuando se presentaban por separado; eran hasta simpáticos), y tendremos que apelar a los desinteresados paladines de los Derechos Humanos para no caer en el pozo del populismo.

Si realmente te preocupan los Derechos Humanos en el mundo, asóciate a Amnistía Internacional, pero tendrás que aceptar que hay leña para todos: también para los tuyos.
https://www.es.amnesty.org/ssl/socio/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total