19.10.13

Los alemanes no le dieron a Hitler el poder

Hace unas semanas terminé de ver la serie de televisión alemana "Los hijos del Tercer Reich". Una serie de calidad que tuvo cierta polémica en Alemania porque, lejos de reproducir la narración hollywoodiense en la que los alemanes son demonios o soldados impersonales que caen bajo las balas aliadas, en este caso se cuenta la historia desde la experiencia alemana. Interesante aunque tampoco es un diván de psicoanálisis para la mentalidad nazi, sino un retrato muy natural de lo que pudo pasar (y de hecho pasó pues está basada en hechos reales) con un grupo de amigos viviendo y muriendo en la guerra.

Pero el objeto de este post en "El Chiro Ilustrado" no es la serie en sí, sino la introducción española que Canal Plus ofreció de la mano del catedrático de Historia Contemporánea Juan Carlos Pereira. El profesor Pereira dice en dicha introducción: 
"Hay que recordar que Hitler es el único dictador que llega al poder democráticamente, elegido por millones y millones de alemanes, ¿no?, y no por un golpe de estado, no por... en fin, una intervención militar."
Mientras tanto Canal Plus ofrece esas típicas (y reales) imágenes de Hitler en un baño de masas que lo saludan a su paso. Esto es una verdad a medias, que puede llevar a conclusiones incorrectas. Aunque los conceptos teóricos deben ser meridianamente claros para todo el mundo, los explico a continuación.

-MAYORÍA ABSOLUTA: Más de la mitad.
-MAYORÍA SIMPLE: Más que el resto, pero sin llegar a superar la mitad (puede ser 10,20, 30%... etc)

Hitler pertenecía al partido político que obtuvo el mayor número de votos, pero insuficiente para gobernar. Todos los demás partidos sumaban más votos que el partido nacional-socialista. Así que,


1) No es cierto que la inmensa mayoría de los alemanes eligieran a Hitler, aunque esto es lo que se suele entender cuando se dice que lo eligieron democrátciamente.
2) Es posible y legítimo que se pueden juntar los perdedores de las elecciones, para impedir que el que las ganó ejerza el poder. Y esto se puede hacer PORQUE SON MÁS, porque a falta de mayoría absoluta, todos los que perdieron son una "mayoría mayor" que el que ganó las elecciones. Ese eventual acuerdo seguiría siendo democrático, amparado en una decisión mayoritaria. Nos puede gustar más o menos, pero así funciona la democracia.

En realidad el caso alemán fue algo diferente. No es que los demás partidos se unieran contra Hitler, sino que la constitución otorgaba el poder al presidente de la república para que designase el jefe del gobierno, y Hindenburg se negó a nombrar a Hitler porque "ante dios, mi conciencia y la patria no puedo entregarle el poder a un partido tan intolerante como el suyo",... aunque como sabemos finalmente lo hizo. El documental del National Geographic, "Apocalipsis, el ascenso de Hitler (el Fürer)" lo deja muy claro (ver minuto 13:30):

https://www.youtube.com/watch?v=6dJJDXXOaqE#t=13m30s


Los axiomas que son aceptados acríticamente en multiples foros como que "Hitler fue elegido por el pueblo", o que "la democracia permitió a Hitler gobernar", hay que analizarlos por separado: lo primero afecta a la responsabilidad de los alemanes por haber elegido a Hitler, y lo segundo implica asumir que la democracia puede producir monstruos.

Con respecto a lo primero, aunque el partido nazi fue la fuerza más votada, de ahí no se puede inferir que la inmensa mayoría de los alemanes eran pronazis porque estaríamos olvidando que había todavía más alemanes que prefirieron otras opciones. Pero es que ni siquiera es verdad que Hitler consiguiera el poder gracias a ser el más votado. 

Los nazis no pudieron gobernar inicialmente porque sus resultados fueron insuficientes. De las tres elecciones libres con resultados significativos, (septiembre de 1930, marzo de 1932 y noviembre de 1932) los nazis alcanzaron su mayor porcentaje de votos solo en la segunda; un 37%. Nunca consiguieron más y en ninguna de ellas lograron gobernar porque los demás partidos sumaban más escaños. El 44% que se les atribuye en las elecciones de 1933 sencillamente no se corresponde con un resultado democrático, ya que la represión y la prohibición que Hitler había conseguido no es ningún modelo de condiciones democráticas. De la misma manera, sería absurdo pensar que en la URSS habia elecciones libres y democráticas solo porque lo dijera su constitución. Esta valoración no es mía, sino de la página oficial de Bundestag:

Las elecciones al Reichstag de Noviembre de 1932 fueron las últimas elecciones democráticas. Para cuando tuvieron lugar las siguientes elecciones al Reichstag en marzo de 1933, el proceso electoral sufría la política de represión e intimidación de los nacional-socialistas; a la luz de los numerosas irregularidades y violaciones de derechos que tuvieron lugar, las elecciones de 1933 no pueden ser consideradas como realmente democráticas.

A Hitler lo nombraron Canciller los políticos, por discrepancias entre sí, es decir, fue nombrado de acuerdo a normas aprobadas democráticamente (a dedo por el presidente de la república, una medida legal por mucho que nos disguste), pero el pueblo nunca lo eligió en número suficiente como para poder gobernar. Es como si ahora, tras una eventual moción de censura saliese elegido Rubalcaba. Sí, sería democrático, legal y constitucional: como si eligen a Carol Rovira. Pero España votó a Rajoy con mayoría absoluta, no a Rubalcaba ni a Rovira, y eso es algo que Hitler nunca consiguió. Si Hitler hubiese obtenido los resultados de Rajoy, o de cualquier otra mayoría absoluta, los alemanes, como pueblo y como colectivo, no podrían esconder su verguenza por haber elegido a Hitler. Pero no fue así, ni siquiera en las últimas elecciones de 1933 que ni fueron libres ni democráticas los nazis consiguieron más de la mitad de los votos.

Pero independientemente de si el pueblo alemán era mayoritariamente pro-nazi o no, la cuestión de si Hitler alcanzó el poder de manera democrática todavía está por demostrar. Si los pactos y las negociaciones entre partidos permitieron a Hitler gobernar, entonces tendremos que conceder que la democracia (representativa) permitió las condiciones para que Hitler accediese al poder e hiciese todo lo que hizo. La democracia, así pues, sería responsable.

De otra parte, "alcanzar el poder" o ejercerlo, no es ser del partido más votado, ni aparecer el número uno en un gráfico, ni ser presidente de un gabinete cuyos miembros son de otro partido y te impiden tomar tus decisiones, ni hacerse fotos con los demás ministros,.. Si se quiere acusar a la democracia de ser tan imperfecta como para aupar a Hitler al poder y darle la llave para transformar esa democracia en dictadura, tenemos que examinar si los pasos que se dieron para otorgarle poder a Hitler fueron democráticos o no. Y eso al margen de si se tomaron bajo el mando de un estado democrático. Todos podemos entender que un estado democrático tome decisiones ajustadas a derecho, y que después un alto tribunal o una instancia supranacional las revierta por ser antidemocráticas.

En el caso que nos ocupa parece claro que la prohibición del partido comunista, justo antes de las elecciones de marzo de 1933, invalidan los resultados de las mismas. Pero hay que mirar antes en el tiempo, ¿quién o cómo se permitió que Hitler tuviera el poder para ilegalizar a una de las principales oposiciones del país? ¿Qué clima de persecución y miedo había en la legislatura de las elecciones de noviembre de 1932? Algunos dicen que no había democracia porque se perseguía a sindicatos, se atemorizaba a la disidencia y se vivía un clima de terror que impedía que la actividad política se desarrollase normalmente. Y que fue en ese clima en el que Hitler consiguió el poder. No lo pongo en duda, pero en cualquier caso, ¿cuándo obtuvo Hitler ese poder? En algún momento tuvo que ser, y fuera cuando fuese, se le otorgó de manera democrática. No le robó el poder a nadie a punta de pistola. En algún momento la ley alemana lo consintió. Y podemos afirmar que al hacerlo ya se conocía sus pretensiones totalizadoras, ya había anunciado su intención de ilegalizar a todos los partidos políticos, así que no se puede alegar desconocimiento de su radicalidad. Si autorizamos a un loco para que porte armas, sabiendo que está loco, y después mata a 20 personas, alguna responsabilidad tendremos por haberle dado permiso.

Mis humildes conocimientos de historia no llegan a tanto, pero todo parece indicar que el poder para hacer esos cambios le llegó a Hitler cuando fue nombrado Canciller, y ese proceso como hemos visto, fue legal, constitucional y democrático. Así fue en el pasado con todas las elecciones alemanas, y nadie dijo que los nombramientos de todos los cancilleres alemanes fueran antidemocráticos.

A modo de conclusión, confieso que empecé a redactar este post pensando que la afirmación de que "Hitler fue elegido democráticamente" era técnicamente incorrecta. Ahora no estoy tan seguro. Quizás solo sea una cuestión de matices linguísticos, pero ganar unas elecciones no es sinónimo de ganar el poder. Así que... sí, la democracia, al menos la representativa, posibilitó que Hitler gobernara. Y efectivamente no fue necesario ningún golpe de estado. Y por tanto, no, no fue el pueblo, sino los líderes políticos los que lo designaron para jefe de gobierno. Y es cierto que Hitler obtuvo mucho apoyo popular, pero no el suficiente para gobernar... fueron muchos más los que no votaron a Hitler que los que le votaron.


AÑADO 22/11/2015 Artículo relacionado: Hitler nunca ganó unas elecciones

2 comentarios:

  1. Hola.
    Es cierto que las elecciones de marzo de 1933 no se pueden considerar democráticas, y que en ellas el NSDAP no consiguió la mayoría absoluta, pero también es verdad que la ley que concedía plenos poderes al canciller y de hecho acababa por la República de Weimar fue aprobada con una mayoría aplastante, con el apoyo de toda la derecha y del centro democristiano.
    Aunque los comunistas y los socialistas hubiesen seguido en el parlamento (los nazis habían aprovechado el incendio de Reichstag para expulsar a la mayoría de ellos) es probable que Hitler hubiese ganado la votación igualmente. El NSDAP no ganó por sí solo unas elecciones democráticas con una mayoría suficiente como para acabar con la democracia parlamentaria, pero tuvo ayuda de otras fuerzas políticas. Los nazis no estaban solos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo en lo que dices de la ley que permitió a Hitler ser canciller, pero no en la hipótesis de pasado que haces. La mía, que no deja de ser otra hipótesis, es que en unas elecciones libres, los votos comunistas y socialistas habrían frenado el poder nazi, sobre todo si tenemos en cuenta que 5 meses antes ya sumaban, ellos solos, más votos que los nazis. Pero nunca sabremos si la democracia parlamentaria hubiese producido unas alianzas que impidiesen a Hitler (y los que le apoyaron) participar en el gobierno, porque directamente esa democracia fue desmontada.... paradójicamente gracias a una ley democrática.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total