18.2.14

Entrevista a Leo Bassi

Leo Bassi simboliza para mi esa parte de la personalidad (al menos de la mía) que, harta de convencionalismos y ataduras de correción política, estalla y escandaliza como manera de expresar una opinión disidente. Si además, el fondo es compartido, entonces lo tenemos casi todo en una sola botella: humor, escándalo, anti-futbol, anti-Gran Hermano, tiramierdas, activismo ateo, denuncia política, defensa de los derechos de los gays y lesbianas, reivindicación de la ilustración, izquierdismo antisectario, defensa de los payasos.... 

No es el único artista que usa la provocación para impactar mediáticamente, pero para mi el inteligente equilibrio entre humor y mensaje político es la clave del éxito de Leo Bassi.

Es un humorista, no un filósofo, pero las inquietudes que reflejan sus obras lo colocan muy por encima del vacuo compromiso que cunde por la escena cultural mayoritaria. Por la pasión que pone es, no solo un punto de partida desde el que pensar, sino un trampolín que te zambulle directamente en la batalla de las ideas.








Hace unos días me sometí a un pseudo-bautismo en el Templo Patólico, único templo hasta la fecha de la nueva Iglesia Patólica (se adora a un pato de goma) fundada por el nuevo redentor Leo Bassi. 

A pesar de mi adoración al Chiro, esta nueva Iglesia me tienta mucho porque está más comprometida y tiene mayores medios que los de este humilde blog (aunque no muchos más). Pero aún así, me resisto a convertirme al patolicismo. Mis raíces porcinas pesan mucho. Aún así, me declaro simpatizante del patolicismo, e incluso como el propio Leo Bassi sugiere, en algún futuro no muy lejano el camino del cerdo y el del pato podrían converger.





Analizar una a una sus polémicas, sus mensajes, su humor, el significado de toda una vida familiar consagrada al circo .... necesitaría de un post mucho más denso. 

 



Ahora mismo solo quiero dejar constancia de que tengo la sensación de haber disfrutado de la compañía de una gran persona comprometida y soñadora, pero también de un cómico que ya es leyenda


¿Exagero? Puede. Pero yo creo que se ha ganado un puesto en la historia entre los cruzados anticruzadas, como una voz de color en un mundo gris, como un valiente luchador moderno y pacífico de causas perdidas, como un artista dispuesto a transgredir pero con unos valores muy estables en su ideario. Es como un Quijote del siglo XXI, y una versión simpática (y más entretenida) de los contestatarios Jean-Paul Sartre o Bertrand Russell. Se asemeja a esos humoristas olvidados de la historia que lucían su transgresión con un lenguaje propio para cambiar el mundo; pienso en Lenny Bruce o Andy Kaufman... incluso como un Charlie Chaplin un tanto escatológico. 




Hay que estar muy loco para ejercer con tanto humor e irreverencia la cordura más lúcida.

Quizás me equivoque, y puede que conservadores, represores, sectarios, creyentes y pacatos de toda laya dirán en el futuro, a modo de insulto, que Leo Bassi solo fue un bufón más de esta sociedad tan inmoral... ¡qué pena que no se me haya ocurrido a mi un piropo mejor!

LA ENTREVISTA

Hace ya algunos años asistí a "La Revelación", una profunda reflexión en clave de humor sobre la religión, y estuve en el BassiBus, una excursión por los madriles más "alternativos", se podría decir. En esta ocasión se trató de un espectáculo comparativamente menor, aunque deslumbrante por la pasión de su activismo: tras una gira por México llegó justo a tiempo desde el aeropuerto para oficiar la misa del domingo 16 de Febrero de 2014. Agradezco que cumpliese con su compromiso de dejarme unos minutos tras la actuación para esta entrevista, a pesar de que no había dormido apenas en el avión. 

PREGUNTA Nº1:

Los límites del humor.


PREGUNTA Nº2:

Coincidencias y discrepancias con Richard Dawkins.

PREGUNTA Nº3:

¿Loco irresponsable o provocador prudente?

PREGUNTA Nº4:

Simpatías con las religiones indígenas

PREGUNTA Nº5:

La lucha como tradición familiar y convencimiento vital. Gracias al espontáneo anónimo que me ayudó a realizar la entrevista. Esta pregunta tan oportuna sobre la fe de Leo Bassi, y de dónde saca las fuerzas para perseverar, es suya.

2 comentarios:

  1. Soy el cámara anónimo :)
    Sólo quiero decir que yo tambien tuve la sensación de haber estado ante una persona excepcional, alguien que hace algo por cambiar la sociedad, y que tiene sus propias ideas, equivocadas o no, LEO BASSI.
    Al contrario que él, creo en Dios. Pero no en el Dios castigador y vengativo que representan muchas religiones, como la judeo-cristiana o la musulmana. Estoy mas cerca del concepto del inocente Dios Pato que de los otros dioses mayoritariamente adorados.
    Y es que el creerse las cosas porque si, el borreguismo, es el que ha provocado a España un retraso intelectual frente a otros paises europeos, y que hoy en dia seguimos arrastrando, con fatales consecuencias para nuestra economia.
    Y en este sentido me encantó su obra de teatro Revelación, que lejos de ser un insulto gratuito contra la Biblia (que es lo que habia oido que era), es la busqueda curiosa de un hombre inquieto, poniendo de relieve las contradiciones y sinsentidos de este libro "sagrado. Por cierto, gran parte de la critica argumentada de Leo Bassi contra la Biblia es contra el antiguo testamento, textos que nos podrian definirse como cristianos, sino como judios. Jesus fue un revolucionario valiente en tiempos de opresion y tirania Romana, alguien que decia lo que pensaba, un Leo Bassi a lo grande.
    El bufón era el único del reino que podia decirle al rey lo que pensaba, utilizando el humor y en ocasiones pagandolo con la vida. Dios te proteja, Leo Bassi! O mejor, proteje tú :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu bonito comentario, y por esa mano firme con la cámara. El ateísmo necesita creyentes como tú!... o al menos el humanismo :-)

      Si deseas ser mencionado en la pregunta 5 o contactar para cualquier cosa no dudes en escribirme a spanishexplorer74 arroba hotmail punto com

      Eliminar

Páginas vistas en total